¿Cómo puedes ser Psicoprotésico?

Hola Colega

Te comentaba en el último post, esos procesos personales que nos hacen tomar derivas personales o profesionales, que a priori parecen alejadas de nuestra posición original, pero que en el fondo están perfectamente relacionadas. 

En mi caso es claro que es un proceso evolutivo, de protésico tradicional (aprendiz, oficial, maestro) a protésico con estudios oficiales (cuando salieron) de allí abrir laboratorio y cubrir las carencias de la profesión según mis avances en la cerámica y la implantología. Surge la investigación, las publicaciones, las docencias, las patentes, el desarrollo de productos, la creación de las empresas para desarrollarlos. Coincidiendo con todo esto tengo que aprender métodos de producción cnc e organización industriales, sus controles de calidad, los procesos sanitarios. Aprender a mostrar en multimedia los productos, presentarlos, y generar 3D, aunque no existiera para el resto de empresas, ya veía que era necesario junto con todo lo relacionado con la red de redes. Aprendí a ser pluri empresario, gestionar equipos,  manejar parceladamente el tiempo, y también aprendí que todo eso podía ser muy emocionante, pero nada sano. Y en ese momento aparecen las terapias, y su mundo conectado con el cuerpo y el espíritu y con él llegó la armonía. 

El resto lo conocéis, pero ahora, en terapia,  hablando desde el corazón, es la parte de mi historia que menos dificultad mental me ha representado, es cómo si saliera de dentro escuchar y hablar a una persona. Y digo persona, por que le hablo al alma, y no he dicho personaje, porque me referiría al ego o constructo del Yo que se ha edificado la persona que tienes delante y tu mismo (consciente e inconsciente). 

Todos nos hemos edificado un personaje que nos permite sobrevivir los primeros años de vida, nos protege en la materia, y dentro nuestro está la persona verdadera, que nos guía de un modo invisible y nos advierte con nuestro cuerpo, su lienzo de expresión. Todos los que te rodean son tu espejo y te complementan si usas los ojos adecuados.

He visto nacer terapeutas, compañeros de estudios, que nunca se habían planteado ser terapeutas, y son maravillosos haciéndolo, ese don está en todos, porque todos tenemos el mismo fondo único, la esencia de Dios dentro nuestro. 

En mi caso, al haber sido hasta entonces una persona muy mental, muy de la razón, un poco cuadriculada, debería de haber tenido muchos problemas y no fue así. 

El paso de protésico a psicoprotesico se hace fácilmente, tienes integrados los conocimientos, y a partir de allí, ves otras cosas que los demás no ven. 

Es cómo un niño que no sabe leer, cuando le muestran un libro, solo ve formas que no tienen significado, las puede imitar en un papel, con mejor o peor fortuna, pero igualmente no sabe qué significan. Al cabo de los años, cuando ya sabe leer, mirando ese mismo libro, no solo verá las formas que veía el niño, sabrá el mensaje de esas mismas formas (letras o dientes) que le cuentan una historia o que le aporta una nueva información.

¿Tienes que dejar de trabajar de protésico, o dejará de interesarte tu profesión si estudias POP?  justo al contrario, le encontrarás el sentido perdido, si te habías quemado en el proceso del abuso de trabajo. 

Le das el verdadero sentido a tu trabajo, ayudas a los demás, pero ahora en diferentes niveles. Aunque no le hagas el informe a ese paciente, la energía y foco que le has puesto al hacer sus dientes, ya ha quedado en el campo y en la materia creada, su mensaje ya llega al receptor y la sanación está en camino. 

Suena de locos, lo sé, cómo para los antiguos lo sería un smartphone, o volar, algo que está tan integrado para nosotros que ni nos planteamos cómo llegan las imágenes a una pantalla, o asumimos mirar desde la ventanilla de un avión a 11000 pies. 

No propongo una locura para el protésico, una locura es lo que vivimos ahora en el 2020, con un bozal en la boca, y con todos los derechos clausurados por un mandato político global, disfrazado de alarma sanitaria, ¿y esto lo aceptamos cómo real? 

Es el tiempo del despertar, todos los colectivos deben reinventarse y nuestro sector, el Odontológico tiene las claves de la salud integral del humano, por qué el diente expresa el sufrimiento personal y genético de sus antepasados, y la ciencia descubierta por el Dr. Beyer, nos explica lo que nos están diciendo los dientes, para que podamos transmitirlo. 

Desde que nací que vivo la Odontología, en nuestra casa en Barcelona, mi padrino de bautizo, el Dr. Arranz, estableció su consultorio durante un tiempo, le cedimos una de nuestras habitaciones para ello, mi padre tenía su laboratorio en otra, y mi madre su estudio de diseño, el resto de habitaciones para vivir, pero todo giraba sobre lo mismo. Los fines de semana, en la casa de la montaña, allí se reunían regularmente los protésicos más punteros de Barcelona, para hablar y discutir de cosas técnicas y yo en medio escuchando y empapándome. Una vez mi Madre colgó un cartel en la puerta, “Prohibido hablar de dientes” harta del monotema. Duró un poco la broma pero acabaron hablando de dientes.

Nunca dejas de ser protésico, la capacidad de creación que tenemos no la tiene otro oficio, cada caso es distinto, porque detrás de cada boca hay una persona que se expresa sin su voz. Y tú cómo psicoprotésico, aunque al final no ejerzas cómo psicoterapeuta en su consulta, les podrás ayudar con su prótesis, hecha desde tu intención y conciencia en el proceso que está pasando.

Uno puede ser arquitecto y cantante, puede ser médico y aventurero, puede ser presentador de radio y cocinero, y sin problemas. ¿Por qué uno no puede ser protésico y terapeuta, si las dos cosas están relacionadas y la ayuda e interacción es recíproca en ambos lados?

Que no os distraigan voces que por miedo o por desconocimiento, parece que su único fin en la vida, es cortar alas. 

No olvidemos que este oficio nuestro está tocado por la mano de Dios, tocamos el diente, su primera expresión espiritual en el cuerpo humano. Pensándolo bien, realmente que somos?,  un perfecto robot biológico, habitado por un Alma Guia, que usa la energía directa de la Fuente para experimentar en nuestro (su) camino. 

Tu puedes ser psicoprotésico, y lo que quieras ser en esta vida, y si no ya vendrán otras.

Si estas leyendo hasta aquí, gracias, no es por casualidad, esto causara tu realidad, siempre que tu libre albedrío lo decida. 

Un fuerte abrazo y recuerda que me gustaría leer tus opiniones, si quieres clica aqui

Josep Grau

Psicoprotésico

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Josep Grau
Psicoprotésico
Ir arriba