El entorno y su importancia en el cambio de paradigma protésico

Diseñamos el laboratorio, con mucha ilusión, “aquí pondremos el yeso, aquí la cerámica, aquí la resina, aquí entradas y salidas, aquí el despacho…” y buscamos adaptarnos al local, al presupuesto, a la luz por donde entra… Hay muchos parámetros y olvidamos o no sabemos, que existe una ciencia milenaria que tiene todo esto en cuenta, no solo el local, sino el entorno que rodea al sitio a habitar o trabajar. Considera a ese local o casa como un ente vivo y como tal debe tener una circulación de energías y una zonas (órganos) destinadas más favorablemente a unas funciones. Un momento… ¿se nos va la pinza?…. no, para nada. 

Fíjate que las grandes empresas tienen muy claro que antes de abrir una oficina, tienen que hacer un estudio de feng shui (el origen de esta ciencia se llama así) para que todo funcione, pero en cambio, los que más lo necesitamos, las pequeñas empresas, lo desconocen.

Desde el año 14 que usamos el aula principal del IUPID, para reuniones de lo que hemos llamado el Club de Conciencia, y por allí han pasado más de un centenar de conferenciantes. Una de ellas Gloria, líder experta en la parte científica del feng shui, me convenció tanto, que contraté sus servicios para que analizara el laboratorio. Lo que me gustó es que estaba trabajando con muchas técnicas simultáneamente, que también es mi filosofía, me gusta mezclar varias técnicas para conseguir algo que nunca se ha conseguido y también porque las distintas técnicas, al coincidir, te hacen verificar si estás en el buen camino. 

La cuestión es que en su informe, nos detalló todos los cambios a realizar y el por qué. Lo que hizo fue cambiar las energías de mi espacio, de mi laboratorio, y fue increíble, había una zona que normalmente no se abría y resulta que era la puerta de entrada de la energía natural, cuando se abrió esa puerta (sólo fue levantar la barrera de la entrada) empezaron a entrar pedidos, empezó a entrar dinero, energías de creatividad y a partir de ahí seguimos quitando cosas innecesarias,  pintando paredes con los colores aconsejados, quitando objetos que molestan al flujo energético, distribuimos los espacios y como por arte de magia los resultados fueron espectaculares, y así se mantiene.

Cuando le comenté a Gloria que iba a hacer este programa transformador de protésico a psicoprotésico, le expliqué que era importante hacer este paso de preparar todo el ambiente del laboratorio para poder entender y entrar en el nuevo paradigma que propongo para el protésico.  Debemos quitar esquemas antiguos para que entren los esquemas nuevos, y necesitan espacios nuevos para entrar. Es como preparar la mente con el entorno, y que ésta no recuerde nada de lo viejo. Al hablarle del proyecto ella me dijo una cosa “no sabes lo que vas a poder ayudar a la gente si puedes hacer que más protésicos, como tú, puedan hacer el trabajo que estás haciendo” un trabajo de terápia totalmente combinable con la prótesis, que de hecho lo estás aplicando. 

Y así nació el método DAM GRAU de ordenación del espacio del protésico. Nace del mix de su conocimiento del feng shui científico, de su experiencia en espacios de trabajo, y mi aportación de las necesidades y entorno del protésico y la organización de la industria sanitaria con la calidad total ISO y los preceptos del 5S de la industria japonesa. 

Gloria Ramos, comenta en una reciente entrevista: Nosotros para entender qué es lo que ocurre en cada espacio, hacemos un análisis energético de ese espacio que vamos a estudiar y aplicamos diferentes escuelas, algunas muy complejas, trabajamos con cálculos matemáticos. Determinamos exactamente qué zonas son positivas, qué zonas no tanto y cómo podemos trabajar en ellas. Hay espacios, zonas que nos restan energías, que estando sentados, trabajando notamos como que estamos cansados, que no nos concentramos o nos despistamos mucho, o zonas de trabajo donde suelen haber conflictos… Nosotros sabemos con un plano energético profesional, exactamente qué es lo que está ocurriendo en un espacio, el por qué y cómo solucionarlo. 

Todas las zonas, todos los espacios tienen su parte positiva, su parte negativa y necesitan una serie de colores, materiales y formas para complementarlas o potenciarlas. En base a esto, damos las recomendaciones de cual es la mejor zona para reunirse, cual es la mejor zona para poner el material, la mejor zona para atender al cliente, para estar concentrado, para pensar, etc… Cuales son las mejores zonas que, potencialmente, el sistema energético de ese espacio nos va a ayudar, a aportar algo positivo, ayudándonos en nuestro trabajo día a día.  Seguramente todos habéis notado que hay sitios donde estais muy cómodos y otros donde estáis muy incómodos y hay situaciones que se repiten. El feng shui profesional puede ser un gran aliado para ayudarnos y potenciar nuestro negocio. Como tenemos la puerta de entrada, esa fachada, que está transmitiendo a las personas que pasan una información o no, porque a veces la información que hay en esa fachada en vez de atraer a las personas lo que hace es expulsarlas. 

En un estudio se tienen todos esos factores en cuenta, desde la puerta de la entrada, como se recibe a las personas, hasta la distribución de las zonas y distribuir el personal, todos tenemos nuestras orientaciones positivas, orientaciones negativas en el puesto de trabajo y todo esto se trabaja a un nivel global

Y así es, con Gloria ya hicimos el cambio, y ahora con ella, hemos desarrollado el método DAM GRAU, que incluye el estudio completo y la transformación de tu laboratorio como parte de la mentoría de transformación de protésico a psicoprotésico.. ¿qué es esto? entra en psicodontologia.com y te lo explicamos.

Si lo sabemos, te lo compartimos

Gracias por leer hasta aquí

Josep Grau

Psicoprotésico

¿Te ha gustado? ¡Compártelo en tus redes sociales!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Josep Grau
Psicoprotésico
Ir arriba